Ubicación
Uruguay 306, Pucón, Araucanía

Teléfono
+569 6177 6196

Masaje perineal durante el embarazo

Para comenzar tu masaje perineal, primero dúchate, elimina la orina o desechos acumulados, limpia bien tus manos o las de tu pareja y córtate bien las uñas para evitar infecciones. Realiza tu masaje perineal 3 veces por semana y mejor cada día 10 min. Siempre relajado con aceite natural o vaselina.

Este masaje te ayudará a relajar el sueño pélvico y evitar consecuencias como un desgarro o una episiotomía (cirugía menor hecha durante el parto para ensanchar la abertura de la vagina).

La intención es mantener la vascularización y mantener el área relajada y lista para el día del parto. Esto comienza en la semana 34.

Si tienes dolor, se detiene el masaje y lo empiezas a realizar cuando estés más relajada o en otro momento visita tu fisioterapeuta para cualquier Duda

+569 6177 6196

Introduce los dedos en la vagina aproximadamente tres o cuatro centímetros. Presiona hacia abajo y muévelos hacia los lados en “U”, siguiendo la forma de la vejiga. Este movimiento debe ser firme pero delicado y se hará durante dos minutos. Con los dedos aún dentro, y situados en la zona central, deslízalos desde el fondo de la vagina hacia el exterior y viceversa, manteniendo una presión ligera durante otros dos minutos. Las mujeres suelen mencionar una sensación de quemazón o escozor. No te preocupes, es normal.

Sitúa los dedos pulgar e índice en la entrada de la vagina en forma de horquilla y ejerce presión (sin frotar) hacia abajo durante dos minutos o hasta que te resulte molesto. Esta sensación es similar a la que sentirás cuando la cabeza de tu bebé esté presionando durante el parto.

Con los dedos pulgar e índice, pinza el músculo de la entrada de la vagina y efectúa un movimiento de vaivén de un lado al otro para extender el tejido y la piel del periné durante dos o tres minutos. Mantén los dedos en la misma postura y haz estiramientos desde el interior hacia fuera, abarcando la zona inferior y lateral de la vagina y la piel del periné, durante dos minutos. Con estos movimientos contribuirás a que se relaje esta zona.

Realizar el masaje perineal al menos tres veces por semana durante diez minutos. No obstante, si se hace todos los días resultará más eficaz.